No, si ya verás tú como…

Tecnología, programación, negocio, música, literatura, …

No quiero pensar…

Durante el siglo XVIII el artista Giambattista Tiepolo marcó el final del barroco italiano. Murió en España en el último cuarto del siglo, tras haber hecho trabajos para la Casa Real y otras entidades distinguidas de la época. Por supuesto no soy experto en arte barroco italiano (ni en arte en general) y esta información ha sido sacada de Wikipedia, buscando el nombre del artista. Tampoco soy italiano ni soy pintor, por lo que mi simpatía hacia este buen caballero (que igual era un hijo de mil padres) se limita a la admiración que despierta su más o menos precisa biografía. Lo cierto es que parece que era un tipo minimamente profesional y reconocido en su arte, salvo por los inevitables cambios de moda que lo pillaron mayor por lo visto. El caso es que este señor pintó El tiempo descubre la verdad, cuadro en el que aparece algo que todos hemos visto alguna vez, que todos hemos tocado y saboreado y que muchos esperamos volver a tocar y saborear con cierta periodicidad. Éste es el caso de hombres heterosexuales, mujeres homosexuales o cualquier otro amante, independiente de su sexualidad, aficionado a los pechos. Porque sí, familiares y amigos, en el cuadro aparece un pecho. Fíjense qué tragedia. Supongo que quien más y quien menos ya sabe a que cuadro me refiero y a cuento de qué viene comentar toda esta historia. Resulta que el buen señor Berlusconi, tan dado a las reflexiones trascendentales y a los comentarios jocosos y desternillantes ha confiado en sus asesores de imagen y ¡allá vamos!.

Siguiendo los preceptos de antiguas tradiciones, tales como las de la doble moral católica de hace siglos (porque ya no tienen de eso, ¿verdad?) o la represión paternalista de regímenes simpáticos y juguetones, la camarilla de Don Silvio ha decidido tapar el pecho de la imagen que aparece en el cuadro ya que podría “dañar sensibilidades”. Como críticas de la acción ya han surgido de personalidades y entidades mucho mas sensatas y entendidas que yo, no me voy a extender en criticar algo que a leguas se ve que es estúpido y fuera de lugar a estas alturas de la película. No voy a entrar en el grado de hipocresía necesario para llevar a cabo tal tipo de acciones, por no insultar la inteligencia de los pocos que leeis por estos lares. Lo que realmente me asusta, lo que me inquieta, es que esa decisión la ha tomado un grupo de expertos en imagen. No quiero pensar qué decisiones tomarán los expertos en economia, en justicia, en educación… Y no quiero pensar en que eso se repita en las Grandes Salas de todos los paises demócratas, civilizados y políticamente correctos. Por suerte no tenemos que preocuparnos, no tenemos que pensar: estos caballeros ya lo hacen por nosotros.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: