No, si ya verás tú como…

Tecnología, programación, negocio, música, literatura, …

Casualidades de la vida.

Hoy me he dado cuenta de que hay exactamente 323067 días entre la fecha de nacimiento de Billy Wilder y la mía. Y alguno se preguntará, ¿qué tiene de especial el numero 323067? Pues para empezar, es múltiplo de tres, dándose la igualdad 323067= 3×107689. Como Wilder es Dios y Dios es tres (a mi no me pregunteis… hay millones de personas que lo piensan… lo de la Trinidad, digo), pues el tres viene bien. Por otro lado, 107689 = 953 x 113, que son dos números primos bastante grandes, aunque eso es irrelevante. Lo relevante es que de nuevo aparece el tres, ya que 323067 es factor de 3 números y en todos ellos aparece el tres. También es relevante que 953 sea el prefijo de Jaén y que 113 sea el de Leeds. O que si busco 113 y Billy Wilder en google, me aparezca un texto inquietante a la par que apremiante. Pero llamativo es que dure 113 minutos la película que más me gusta de este caballero, que se llama “One, Two, Three”. Precisamente 123 = 3 * 41, y si sumamos 953+3+41=997, que vuelve a ser número primo. La conclusión más evidente es que será mejor que deje de hacer el primo yo.

A quienes no conozcan el cine de este hombre increible, les recomiendo que vean cualquiera de sus películas para hacerse una idea de la genialidad con la que era capaz de tratar cualquier temática. En especial me parecen perfectas todas las películas de la década de los 60: “Un, Dos, Tres”, “Irma la Dulce”, [Spoiler] “El apartamento”, “Bésame, tonto” o “En bandeja de plata” (Traducción cutre de “The Fortune Cookie”). Por supuesto hay más películas geniales (por no decir todas), pero igual estas son algunas de las que resumen lo mas fácil de ver de este caballero. No me olvido de “Con Faldas y a lo Loco” (debo incluir el enlace a la parodia que realicé en compañía de mi congénere Padi, protagonizada por dos excelsos profesores de la Escuela Superior de Ingenieros, Don Francisco Javier Payán y Don Juan José Murillo, que se prestaron a tal tropelía, la cual fue exhibida en la Gala de Ingenieros 2008), del 59 y quizá una de las más recordadas, ni de “Primera Plana” o “La vida privada de Sherlock Holmes” ya de la década de los 70.

En fin, que por casualidades de la vida hoy me he acordado de Don Billy Wilder y he querido compartirlo. Todo sea con tal de no estudiar… Aunque ya toca. ¡Un, dos, tres!

P.D.: Si no has picado en el enlace de “El Apartamento”, o picas ahora mismo o te vas a ver la película.

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “Casualidades de la vida.

  1. Es como un fragmento que aparece en El Péndulo de Foucault, en el que Lia (la novia del prota) le tira por los suelos su teoría mágico-religiosa sobre los templarios y los “números divinos” estableciendo relaciones simbólicas arbitrarias, pero que parecen tener sentido y todo.

    Ya estoy en Utrecht :*

  2. Me rallaster, a mi también me encanta Billy Wilder, y aunque suene tipiquisimo, Con Faldas y a lo Loco es una de mi pelis favoritas, pero en “unas” puedes meter némeros tan grandes como tus números primos,jeje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: