No, si ya verás tú como…

Tecnología, programación, negocio, música, literatura, …

El problema de juntar a muchos listos.

Ya lo dice el eslogan de una conocida tienda: yo no soy tonto. No hay nada que moleste más a un español medio que sentirse o, mucho peor, creer que lo tomarán por tonto. Rara vez oireis a vuestro vecino reconocer que eso que ha comprado en tal tienda, de oferta, y ‘por ser él’, valía la mitad en otro sitio. ‘Oye, que yo no soy tonto’, es la respuesta más usual.

Ese vecino monta una empresa dentro de dos días. Fijaos como no digo que se hace empresario, sino que monta una empresa. No creo que sean sinónimos ni de lejos. Monta su empresa y claro, tiene que pagar autónomo, tiene que pagar costes, tiene que pagar nóminas con seguros sociales, etc. Y llegado el momento de cuadrar como dará beneficios la cosa, llega a una conclusión evidente (puesto que no es tonto): pues yo no voy a pagar todas estas cosas… ¡Nadie lo hace! Y aquí tenemos, según mi opinión, el motivo de que el Parlamento no esté ahora mismo ardiendo.

¿Por qué debería arder el Parlamento? Porque no quedaría otra si realmente una de cada cinco personas no tuviera ingresos, como se supone que debe concluirse de la tasa de paro (aproximadamente). Vivimos en un pais en el que aceptamos que un cuarto de la economía oficial, la que cuenta para el PIB (que ese es otro tema…), se sumergida. Sumergida es un eufemismo, evidentemente, puesto que aquí de sumergida nada, porque todos sabemos que nuestro vecino no es tonto, nuestro primo no es tonto y, en definitiva, nadie es tonto.

O lo mismo si hay tontos: los que cumplen. Perdón, los que cumplimos. Porque aquí se indigna mucho todo el personal, pero nadie parece tener en cuenta que los que pagamos nuestros impuestos y los que intentamos dar trabajo a gente, lo hacemos cumpliendo la legalidad. Y los impuestos de esa legalidad le pagan el café al que no factura, no contrata y no da cuentas. Y ahora Bruselas quiere más IVA y más revisiones salariares. En román paladino: que paguen más los que ya están pagando. Y hay algo que parece que nadie entiende: cuando hay muchos listos, los tontos compramos lanzallamas.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “El problema de juntar a muchos listos.

  1. Lucas en dijo:

    Usaré la manida frase “Así va el país”, toca los huevos, pero así es.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: