No, si ya verás tú como…

Tecnología, programación, negocio, música, literatura, …

Empresas Generalizadas S.A.

De nuevo el problema de las consignas. En cientos de gritos de las concentraciones a las que he asistido o que he visto a través de Youtube, Vimeo y otros portales siempre se repiten consignas contra las empresas. Teniendo en cuenta que esas consignas suelen venir en gran medida de gente en torno a los veintipocos años, universitarios en gran medida, es curioso como se suben a un carro de criticar algo que seguro desconocen.

Yo soy empresario. Perdón: tengo una empresa. Espero ser empresario dentro de poco. Como saben los que me conocen, la diferencia esencial para mí entre esas dos cosas recae en la parte de dar trabajo a gente. Yo no puedo considerarme empresario si no salen sueldos de mis ideas y la gente no vive un poquito mejor. Vale que es algo que no se escucha todos los días, pero bueno, cada uno tiene sus aficiones.

Es por ello que me cabrea profundamente cuando oigo hablar sobre que las empresas nos controlan, que los empresarios son señores gordos con puro y que debemos acabar con las empresas. Típico diálogo: – Hombre, se sobreentiende que se refieren a… a… a ‘Las Empresas’, ya sabes. – No, no sé.  – Nadie se para a explicar o a usar una palabrita más concreta y se está esparciendo la mentalidad de que los empresarios tienen rabo y cuernos.

Incluso por trabajar para una empresa determinada, en un determinado sector o por conocer a empresarios de renombre, se supone que cualquier reivindicación que hagas o cualquier manifestación que te apetezca hacer a favor de la indignación y el cabreo es una hipocresía. No vale argumentar. Abajo las empresas.

Espero que alguien les explique a los que esparcen estas consignas que no es lo mismo una empresa que una gran empresa, una corporación o un holding multinacional. No se puede generalizar y meter en el mismo saco a Paco, el panadero del barrio que contrata a dos chavales con todo su esfuerzo, y a Nestlé, propietaria, dueña y señora de la alimentación mundial, por ejemplo.

Así que, por favor, si en una manifestación oyes lo de “El hijo del obrero, a la universidad, el hijo del empresario, al campo a trabajar”, medítalo antes de ponerte a balar. Gracias.

Anuncios

Navegación en la entrada única

5 pensamientos en “Empresas Generalizadas S.A.

  1. “la diferencia esencial para mí entre esas dos cosas recae en la parte de dar trabajo a gente”

    Incluido a ti, ¿no? Quiero decir, que serás empresario desde el momento en el que tú te ganes el pan de manera autónoma. ¿O no?

    Saludos

  2. emibcn en dijo:

    Me gusta :)

    Diferenciar entre “personas malas” y “personas con un cargo concreto” es muy importante. Ni todos los empresarios son “malos” ni todos los que se manifiestan son “perroflautas”.

    Gracias, Dani!

  3. @emibcn

    Gracias por el comentario!

    Pues si, creo que la cosa es que en una consigna es mucho más fácil generalizar, pero eso cae después en el saco de los mantras. Repetir mucho una consigna es un tipo de lavado de cerebro y luchar contra eso es jodido.

    En concreto no es ni que yo piense que “no todos son malos”, es que yo pienso que el hecho de llamar a alguien “empresario” ya quita la connotación mala. Otra cosa es que sea un “dueño de empresa hijo de puta”, que es lo que más publicidad tiene y a los que habría que crucificar.

    @Padi

    Bueno, trabajar para uno mismo… Yo lo considero de trabajador y punto. Para mí, el empresario, es el que tiene una o varias ideas, arriesga su capital y auna a gente capacitada para llevarla a cabo. El onanismo de trabajar para uno sólo, rendir para uno sólo y llevarse todo el beneficio lo respeto totalmente, pero me cuesta llamar empresario a alguien que no interactúa laboralmente con su entorno.

  4. Yo estoy en tu mismo barco. Doy trabajo ocasionalmente a otros autónomos, pero no puedo permitirme el lujo de pagar un sueldo porque prefiero pagar bien a pagar poco y mal. Y no me gusta que la gente me mire mal por el mero hecho de “trabajar para mí”. Oiga usted, trabajo para otras empresas más grandes o como la mía. Y que yo sepa, actualmente es la forma más fácil de salir del paro de mucha gente. Tal vez haya que romper los esquemas mentales de mucha gente y ponerse a trabajar de forma autónoma, en lugar de la tranquilidad de un contrato.

  5. @Silvia

    Ante todo, gracias por comentar. Precisamente por el hecho de que no veíamos otra manera más eficiente, mi socio y yo decidimos montar la empresa que intentamos nos de de comer en no mucho tiempo. Sinceramente creemos que es más efectivo que esperar subvenciones, echar currículums o ir a empresas que te piden el oro y el moro para contratarte a cargo de fondos públicos de tal o cual plan municipal, autonómico, estatal o europeo.

    Pero como dices… ahora hay que aguantar cierta lluvia de críticas muy poco fundadas. Por suerte ese tipo de reflexiones siempre me han resbalado bastante y sigo a lo mío, que simplemente son ganas de trabajar en lo que quiero hacer, cobrar dignamente y darle trabajo a los de mi alrededor que no tienen esa inquietud de tirar por su cuenta pero que se merecen la oportunidad de ponerse en valor.

    Saludos y espero que sigas dando todo el trabajo que puedas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: