No, si ya verás tú como…

Tecnología, programación, negocio, música, literatura, …

Loading Mantra…

“Violencia no”. “Nunca hay motivo para la violencia”. “Ninguna forma de violencia es justificable”. Bueno. Vale. Lo que digais. ¿Alguien me da algún argumento que soporte el peso de afirmaciones monosilábicas, ‘nuncas’ y ‘ningunos’? En serio, si tanta gente opina lo igual, debe haber una fundada argumentación de base que lo sostenga. Así es como funcionan las cosas, ¿verdad? Y no habrá quien ahora mismo, si sigue leyendo, piense que soy un skin descerebrado, que me tomo “La naranja metálica mecánica” como un manual de ética o que como bebés.

Nos han inculcado, al menos en mi generación, que hemos de ser buenos, respetuosos, comprensivos, tolerantes (que qué tendrá que ver la comprensión con la tolerancia, pero esa es otra pelea), y nadie nos ha enseñado a defendernos. Desconocemos nuestros derechos: nadie se enfrenta a un jefe, nadie impugna un examen, nadie reclama por un mal servicio. Sé bueno. Y todo esto tiene de fondo, me temo, aquello de que cada uno obtiene lo que se merece, cuando esto es completamente falso. Para empezar, es falso porque lo que yo creo que me merezco y lo que cada uno de los demás cree que me merezco, rara vez coincide y dudo que jamás se sincronice universalmente. Con lo dificil que se pone definir qué se merece cada uno, ¡como para ponerse a enumerar leyes universales acerca de la Humanidad!.

Como consecuencia de ese pensamiento asumido uno acaba creyendo que lo mejor es “no meterse en problemas”, ya que los problemas harán que un castigo divino nos azote en nuestras existencias. Y aquí, a mi entender, está la perversión de la regla de oro aquella de “no hagas a los demás lo que no quieras que te hagan a ti” (y sus múltiples variantes).

Nos quieren convencer de que las reglas que se aplican con un vecino, con un hermano, con un viandante por la calle, basadas en el respeto y aquello que parece obsoleto de Contrato Social, se deben aplicar también con aquellas personas o entidades que nos controlan y/o someten. Sobre todo si son entidades democráticas, como se autodenominan, aunque de democráticas sólo tengan una caja transparente y papelitos.

¿Tenemos que ver como la gente debe irse a otros paises porque aquí no son felices? Ni siquiera entro en lo de que “terrorismo es cobrar 600€ a final de mes” porque eso sería darle valor a algo que no tiene que ver con esto que digo. ¿Tenemos que aguantar que la gente no pueda dormir porque no sabe como va a sacar adelante a una familia? ¿Tenemos que aguantar ver como nos roban y encima nos miran a la cara, borrachos de legitimidad? ¿Tenemos que creernos unos números que evidencian que nos tienen divididos? ¿Tenemos que asumir que no persiguen a los que roban de las arcas, ya sea activamente o por omisión, y que a los que cumplimos hemos de ser buenos? ¿Tenemos que asumir que nuestros pequeños, la siguiente generación, la que nos gobernará cuando nos caguemos encima junto a inmigrantes a los que maltratamos y escupimos a la cara, tengan una formación peor que la que tuvimos nosotros? ¿Asumimos todo eso? ¿Siendo buenos?

Lo siento, pero yo no soy bueno. Nunca lo he sido. Pero están consiguiendo que, además, deje de ser educado y de mantener las pocas formas que me quedan. ¿La violencia mala? Seguro que Maria Antonieta tenía una respuesta políticamente inmaculada. Seguro.

Sígueme en Twitter!

Anuncios

Navegación en la entrada única

2 pensamientos en “Loading Mantra…

  1. Ferrín en dijo:

    Sin mencionar que muchos estados utilizan la violencia de forma brutal (guerras) para resolver sus conflictos mientras nos siguen repitiendo el mantra.

  2. Yorch en dijo:

    Bueno, y no nos olvidemos de que los estados crean y financian a su propia disidencia antes de que esta se forme. Así lo tienen todo controlado desde el principio, igualito que hacen los trileros cuando desaparecen la bolita antes de solicitar apuestas.
    Al quaeda es un ejemplo. La ETA actual es otro. Son el sueño dorado de cualquier gobierno tirano: la ilusión de una amenaza permanente que les hermana con el pueblo (de hecho es lo único que parece hermanarles, su terror de ficción) y que les permite actuar en nombre de la seguridad.
    Jaque Mate.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: