No, si ya verás tú como…

Tecnología, programación, negocio, música, literatura, …

Mi primer dolar hexadecimal.

Al parecer Donald Knuth instauró la costumbre de premiar con un pago simbólico a aquellos que encontraran erratas en sus publicaciones. Este pago evolucionó hasta la cantidad de 2.56$, por aquello de que 256 es el valor máximo de un byte (ocho bits con valor uno). Ayer empecé a traducir el libro “Operating Systems and Middleware: Supporting Controlled Interaction”, del Prof. Dr. Max Hailperin que es lo más parecido a una biblia en lo que se refiere a sistemas operativos y middleware.

En parte porque me lo voy a leer igualmente tomando notas en español y porque espero que complemente mi curriculum, le ofrecí al profesor Hailperin la traducción y resulta que, pese a ser una obra bajo Creative Commons, nadie había propuesto algo similar. Así que ayer reinstalé LaTeX, tiré del GIT del proyecto y me hice un fork. Tras modificar las fuentes, un poco de formateo y la acentuación, comencé a traducir portada y prefacio. Y resulta que en el tercer párrafo del prefacio me encuentro una expresión que me suena pero que no reconozco como bien formada. En inglés se usa “arm’s length” para indicar algo así como “a la distancia necesaria”. Se les había colado el genitivo sajón y estaba escrito “arms length”. Bendito contexto que indicaba la traducción correcta.

Tras realizar la traducción, remití al profesor Hailperin mi supuesto hallazgo de una errata. Hoy me ha respondido:

Thanks; you are correct that this ought to be “arm’s length”. (…) you should feel especially proud of yourself for catching this error, because lots of other people had the opportunity and didn’t — including a professional editor who was hired by the publishing company.

“Gracias; estás en lo correcto al decir que debería ser “arm’s length”. (…) deberías sentirte especialmente orgulloso por haber pillado este error, ya que un monton de gente tuvo la oportunidad y no lo hizo — incluyendo a un editor profesional que fue contratado por la editora.”

Pues me ha subido el ego. Sí, más (todavía hay hueco). Este caballero, sin conocerme, sin referencias y sin pagarme me ha hecho sentirme orgulloso de mi primera tarde de tiempo invertido en esto. Me ha ofrecido enviarme los 2.56$ pero creo que le voy a decir que voy a buscar suficientes erratas para poder pagarle un viaje a Sevilla, ¡qué puñetas!

Anuncios

Navegación en la entrada única

Un pensamiento en “Mi primer dolar hexadecimal.

  1. Hola amig@, como se encuentra, es un gusto poder tener contacto con usted, de paso felicitarlo por el contenido de su blog. He estado leyendo el contenido de su blog y veo que la informacion plasmada en esta entrada es de mucha importancia para muchos webmaster emprendedores.

    Para los lectores de este blog, recomiendo seriamente el contenido y el profesionalismo de este blogger y sus productos debido a la calidad del contenido del mismo.

    Hasta pronto, muchos éxitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: