No, si ya verás tú como…

Tecnología, programación, negocio, música, literatura, …

Uno, dos… probando

Las baldosas eran brillantes y duras. Las rodillas se resentían tras lo que cualquiera en su situación definiría como una eternidad. Al poco de abrir los ojos se vieron los unos a los otros alli: atados, arrodillados, con restos de sudor, sangre y vómito en los trajes. Sobre las baldosas, frente a ellos, unas botas manchadas de barro les miraban. Era una mirada firme, casi castrense. Los ojillos a los que se asemejaban los pasantes de los cordones les miraba con una mirada estrábica e inquietante. Alguno intentó levantar la cabeza para mirar más allá de las rodillas, pero su nuca chocó con lo que parecía un madero muy rígido que les restringía el movimiento de la cabeza; sólo podían mirar al suelo y, levemente, hacia sus lados. La parte alta de las botas empezo a hablar. Era una voz monótona y atronadora para quien acaba de recuperar la consciencia y se encuentra al límite de sus fuerzas.

 

– A lo mejor no sabéis por qué estais aquí. Eso no importa. Nosotros sí lo sabemos: estais aquí porque nos habéis quitado, a todos, todo lo que teníamos. Nuestras posesiones, nuestra capacidad de sobrevivir, nuestro dinero, nuestro futuro. Siempre creímos que, al menos, tendriamos la tranquilidad de poder vivir con la conciencia tranquila. Hasta eso nos habéis arrebatado.

 

Las botas se iluminaron intermitentemente al compás de la rafaga de disparos que se escuchó. Fue una rafaga limpia, de izquierda a derecha. Otros tres pares de botas aparecieron de la penumbra al fondo para acompañar a las primeras. Dos a su izquierda y una a su derecha. Sólo se oía la respiración entrecortada de alguno de los acribillados cuando, casi al unísono, cuatro disparos a quemarropa remataron la sesión. Ahora las baldosas eran brillantes, duras y escarlata; como las botas.

Anuncios

Navegación en la entrada única

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: