No, si ya verás tú como…

Tecnología, programación, negocio, música, literatura, …

El riesgo al consumir cultura

El beneficio, de toda la vida, va ligado al riesgo. Y el riesgo, casi siempre, es falta de información. Esto quiere decir que, en un sistema ajustado, cuanta menos información se tiene de algo sobre lo que apostamos, mayor debe ser la recompensa para mantener el equilibrio de riesgo. ¿Qué tiene que ver con la cultura?

Me comenta @greenpeeptoes sobre regalar Kindle a personas mayores. En el debate se me ha venido a la cabeza que una de las grandes ventajas de Kindle es que puedes bajarte muestras de las obras y evaluar si quieres comprarla. Esto es algo que la industria cultural en general no quiere que pase masivamente.

Pensad en cuantos libros habéis pagado sin tener muy claro de qué iban o si os iban a gustar, cuantos discos habéis comprado porque conocíais dos o tres canciones y cuantas películas habéis pagado en el cine que han resultado ser un fiasco, sólo porque el trailer o la crítica habían sido atractivos.

Pues esto no es más que una gestión de riesgo cuyo control monopoliza la industria del entretenimiento y de la cultura. Al pagar una entrada de cine o un libro, estás invirtiendo en un beneficio: tu entretenimiento, formación o culturización… a futuro. Esperas un retorno. Lo que sucede es que los indicios para saber si esa inversión va a ser fructífera no son suficientes la mayoría de las veces (poca información = más riesgo). Esto nos lleva a una situación en la que, a poco que el precio sea minimamente elevado, no compensa como inversión. Simplemente es una cuestión de que el consumidor, individualmente, no es imbécil.

Las grandes productoras y editoriales saben esto, pero saben que la masa sí es imbécil. Por ello les interesa mantener a sus clientes como masa cuanto más tiempo mejor. Toda herramienta de previsualización, de demo, de entrega parcial… individualiza al cliente y, sobre todo, individualiza su opinión.

La falta de beneficio ante riesgo es lo que favorece a los precios bajos. El cliente, como ente racional, busca un precio lo suficientemente bajo que compense el riesgo de un beneficio bajo. Por eso en sistemas injustos triunfan las mafias. No son más que respuestas a las necesidades de los clientes, que no tienen una manera de suplir sus necesidades sin hacer el imbécil.

Por ello creo que la mal llamada piratería en Internet no es más que el germen de futuros modelos de negocio que ahora mismo buscan abaratar costes y no buscan el ánimo de lucro. En su origen se motivan por aspectos nada relacionados con la economía monetaria, pero sigue siendo economía: sujetos que brindan bienes a otros sujetos para suplir sus necesidades. Por desgracia, en lugar de verlo constructivamente, en España (y gran parte del Mundo) se prefiere perseguir a quienes brindan servicios útiles en lugar de hacer que el consumo de cultura no sea un deporte de riesgo.

Anuncios

Navegación en la entrada única

9 pensamientos en “El riesgo al consumir cultura

  1. ¿Esta conclusión ha salido de nuestra conversación? jajaja sí que eres bueno, sí…

    Pues te diría que estoy de acuerdo en todo salvo en un matiz… muchas veces un fragmento no consigue que nos hagamos a la idea de la calidad de la obra. Te pongo como ejemplo un libro porque es dónde más se estila esto de “lee el primer capítulo”. Normalmente el primer capítulo es el que menos se disfruta. Rara es la obra que engancha desde el principio (aunque las hay). Normalmente cuesta algo más adentrarse en la historia. Creo que si nos fiásemos al 100% de los primeros capítulos nos perderíamos libros que podrían gustarnos.
    Igualmente, pienso que si nos fiamos del trailer, seguramente nos equivoquemos. Tienen una capacidad increíble de hacer que las películas parezcan algo que no son. Y no hay nada peor que ir esperando una película de acción (porque la única escena de toda la película es la que aparece en el trailer) y encontrarte con un drama.
    O, también, descubrir que el single era la única canción que merecía la pena del disco.

    No sé, creo que es complejo hacer desaparecer ese factor riesgo. Si lo piensas bien, la mayoría de las cosas en la vida se basan en eso: arriesgarse y probar. Es imposible saber si algo te va a gustar solo probándolo aunque, si es cierto, seguramente podrás descartar de inmediato lo que no va a hacerlo. Es más fácil detectar lo que rotundamente no te va a gustar que lo que quizás si lo haga.

  2. Claro que lo que dices sobre que tampoco te puedes fiar es cierto, pero dale esa opción al consumidor. No me hagas comprarme un libro para decidir. Eso es política de hechos consumados. Si yo compro algo que no me satisface, puedo reclamar. Eso no se puede hacer en películas, discos, etc., proque es algo “subjetivo”. Bien, pues si es subjetivo el valorarlo, ¿por qué me exiges que pague para probar si me gusta? Ese precio, ¿no debería ser subjetivo también?

    No hablo de que desaparezca el riesgo, eso es imposible, sólo digo que se ofrezcan alternativas para que el usuario tenga capacidad de EVALUAR ese riesgo y decidir si invierte o no invierte en lugar de obligarle a invertir para evaluar a toro pasado.

  3. Pingback: El riesgo al consumir cultura

  4. Tanto es así que , aunque ya me haya leido “Cien años de soledad”, tengo el libro tres veces en ediciones diferentes. Tanto es así que, aunque me haya visto “Memorias de África” unas 6 veces, tengo el DVD (aunque el blu-ray y no lo puedo ver xD). Tanto es así que igual, si un día lo veo por ahí y llevo dinero, me compro el disco la Mandrágora, aunque tenga todas las canciones en mi ordenador.

    Por poner algunos ejemplos.

  5. También puede pasar al revés con los libros; mira Tokyo Blues, que el primer par de capítulos son preciosos, y el resto del libro es un truño enorme. Sí, no me gustó Tokyo Blues, ya podéis lapidarme; al menos me lo compré en una librería de viejo a un precio bastante justo dado el ratio coste-beneficio.

  6. Pingback: El riesgo en España « No, si ya verás tú como…

  7. Pingback: El riesgo en España | Dani bISHOP Ramírez - Knowmad

  8. Tienes razón Dani, al menos que el usuario pueda elegir. Yo como usuario intento probar el producto antes de consumirlo siempre que no estoy seguro de lo que me puedo encontrar. En la industria del videojuego se ha hecho durante años y eso me ha librado de buenos batacazos. Aunque ya he visto alguna charla especializada que aboga por eliminarlas porque no concretan ventas (Esa charla TED es para dar de comer aparte) Al final exigía eliminar las demos precisamente para llegar al estado en el que se encontraba la industria del libro que es como dices que el usuario no tenga criterio real para decidir sobre el producto a comprar.

    Por suerte parece que el camino es inverso y es la industria editorial quien se acercara a la del videojuego en cuanto a ‘demos’ se refiere.

    Un abrazo.

  9. Yo, cada vez más, pienso que el camino es el que equilibra a proveedor y a cliente y elimina a intermediarios. En ese escenario, es fácil ofrecer tu producto de manera gratuita en cuanto a coste marginal se refiere; u ofrecer una demo extensa. Si no hay intermediarios, todo es beneficio para el proveedor/creador, que quiere centrarse en aumentar su base de potenciales clientes en lugar de exprimir a unos pocos y reinvertir en marketing el 80% del retorno.

    Sigo pensando que un modelo similar al de este enlace (https://danibishop.wordpress.com/2011/09/30/modelo-de-negocio-para-salas-de-cine-basado-en-lo-gratis/) debería imponerse en todos los productos culturales para acabar con monopolios, influencia del marketing excesivo e intermediarios.

    Gracias por pasarte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: